¿El emprendedor nace o se hace?… La función crea el Órgano

Esta mañana El País ha publicado un interesante artículo titulado “¿Hay un emprendedor dentro de tí?” que versa sobre si el emprendendor nace o se hace. Es una pregunta sobre la que reflexiono a menudo no sólo a nivel de emprendedor, sino a nivel de empresario, o con caracter general… también me gusta preguntarlo cuando alguna vez me encuentro con personas destacadas y surge la oportunidad.

Hace tiempo se lo pregunté a un destacado diseñador español, quien para mi sorpresa me dijo que… un diseñador… nace y no se hace. Os confieso que me sorprendió porque minutos antes había expuesto que estudió una ingeniería, y que nunca se había planteado ser diseñador. Parece claro que hay profesiones que requieren de un talento innato para desarrollarlas de forma genial, pero no creo que haga falta ser un genio para ejercer una actividad de forma exitosa.

Cuando uno investiga en la sicología de los más grandes líderes de la historia (aquí puedes ver un ranking de los más destacados), políticos, militares y empresarios, se puede apreciar que algunos estaban dotados de forma innata para el liderazgo, pero otros muchos tuvieron que luchar contra defectos de su caracter y no apuntaban especialmente alto desde el principio. Por ejemplo,  a Julio César (el número 2 de la lista), le apodaron la “Reina de Bitinia” y le acusaron de que su ascenso al poder no fue precisamente debido a sus geniales dotes estratégicas (obviamente sí que las tenía).

A la respuesta de si el emprendedor nace o se hace… creo que la respuesta no es tan clara. Por una parte uno debe poseer dentro las cacterísticas que destacan a un emprendedor (inteligencia, flexibilidad, perseverancia…) pero por otra, las capacidades para llegar al éxito se aprenden. En cualquier caso, si me tengo que decantar por una opción prefiero pensar que el emprendedor se hace en rimer lugar porque lo pienso sinceramente y porque me ayuda más en mi día a día.

Frases fuerza que utilizo y que lo resumen perfectamente son “La función crea el órgano” (teoría de la evolución de Lamarck) y “El hambre agudiza el ingenio” (esta no tengo ni idea de quién es… supongo que “refranero popular”).

Por cierto…  ¿tú que opinas al respecto?

 

¿Te ha gustado? Comparte el artículo con tu red

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *